Make your own free website on Tripod.com

 

UNIVERSIDAD PRIVADA DE TACNA

 

 

 

 

FACULTAD DE DERECHO Y CS. POLITICAS

 

 

 

 CATEDRA                                :              DERECHOS DEL CONSUMIDOR

 

 TEMA                                      :         PUBLICIDAD COMERCIAL Y CONSUMIDOR

 

 

 

 

 ESTUDIANTES                        :     

Bohórquez Rojas, Karla 

(2003024259) 
Del Campo Torres, Jorge (2003024153)
Gil Loza, Dayana (2003023928)
Fernández Puente, Alicia (2003024241)
Kocfú Pérez, Luis (2003024148)
Liendo Moscoso,  Ralfo

 

 CATEDRATICO             :              Abg.  Carlos Pajuelo

 

 CICLO                           :              III

 

 

 

TACNA - PERU

2004

 

 

 

I.      LINEAMIENTOS SOBRE COMPETENCIA DESLEAL

Y PUBLICIDAD COMERCIAL

Resolución Nº 001-2001-LIN-CCD/INDECOPI

Ø       INTRODUCCIÓN

La difusión de estos lineamientos tiene por finalidad:

a) Facilitar a los agentes económicos el conocimiento de las reglas establecidas con el fin de cautelar el derecho de información de los consumidores.

b) Promover el correcto funcionamiento del mercado, con el propósito de que la leal y honesta competencia genere bienestar para todos.

c) Fomentar la conciliación y la autorregulación en el mercado.

Ø       Competencia del Tribunal del INDECOPI

En este orden de ideas, la Comisión de Represión de la Competencia Desleal en su sesión de fecha 5 de julio de 2001, aprobó por Resolución Nº 001-2001-LIN-CCD/INDECOPI, la versión final de los Lineamientos sobre Competencia Desleal y Publicidad Comercial y solicitó a la Gerencia General la presentación de los referidos lineamientos al Directorio de la Institución, a fin de que dicho órgano dispusiera la publicación en el diario oficial "El Peruano" del precitado lineamiento.

Así, el Directorio, en su sesión de fecha 13 de julio de 2001, dispuso la publicación de los lineamientos en el diario oficial El Peruano.

1.     Decreto Legislativo Nº 807

Artículo 9º. - Las Comisiones y Oficinas podrán aprobar pautas o lineamientos que, sin tener carácter vinculante, orienten a los

agentes económicos sobre los alcances y criterios de interpretación de las normas cuya aplicación tiene encomendada cada

Comisión u Oficina (El subrayado es nuestro).

2.    Cuando en el presente lineamiento se haga alusión a "la Comisión" y "la Sala" corresponde a la Comisión de Represión de la

Competencia Desleal y a la Sala de Defensa de la Competencia del Tribunal del Indecopi, respectivamente.

3.     Lineamientos sobre Publicidad de Medicamentos y Recursos Terapéuticos Naturales, aprobados por Resolución Nº 026-1998/CCD-INDECOPI; Lineamientos sobre Competencia Desleal, aprobados por Resolución Nº 006-2000/CCD-NDECOPI y Lineamientos sobre Publicidad Comercial, aprobados mediante Resolución Nº 021-2000/CCD-INDECOPI.

4.     Los casos citados en este documento fueron evaluados y resueltos sobre la base de las circunstancias que en ellos se presentaron, por lo que son meramente referenciales.

 

RESOLUCION N° 001-2001-LIN-CCD/INDECOPI

Lima, 5 de julio de 2001

Lineamientos sobre Competencia Desleal y Publicidad Comercial

La Comisión de Represión de la Competencia Desleal:

CONSIDERANDO:

Que, el Artículo 9 del Decreto Legislativo N° 807 faculta a las Comisiones a aprobar pautas o lineamientos que, sin tener carácter vinculante, orienten a los agentes económicos sobre los alcances y criterios de interpretación de las normas cuya aplicación tienen encomendadas; que, uno de los fines que se ha propuesto la Comisión es tomar las medidas que sean necesarias para contribuir a reducir las situaciones de conflicto detectadas en los ámbitos de su competencia; que, la protección de los derechos del consumidor requiere de un marco que permita establecer reglas claras para los agentes económicos que intervienen en el mercado, lo que sólo será posible si la actuación de la administración es predecible para dichos agentes; en uso de sus atribuciones y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 23 del Decreto Ley N° 25868, así como por el Decreto Legislativo Nº 691, Normas de la Publicidad en Defensa del Consumidor, por el Decreto Ley Nº 26122, Ley sobre Represión de la Competencia Desleal, por el Decreto Supremo Nº 20-94-ITINCI, Reglamento de las Normas de Publicidad en Defensa del Consumidor y por la Ley Nº 26842, Ley General de Salud.

 RESUELVE:

Aprobar los Lineamientos de la Comisión de Represión de la Competencia Desleal sobre Competencia Desleal y Publicidad Comercial, los mismos que forman parte integrante de la presente resolución. Con la intervención de los señores miembros de Comisión: Alfredo Castillo Ramírez, Lorena Alcázar Valdivia, Fernando Cantuarias Salaverry, José Perla Anaya y Ramón Bueno y Tizón.

      II.      DERECHOS DE AUTOR (D. Leg. 822)

1. MARCO DE LA ECONOMIA SOCIAL DE MERCADO

1.3. Principios de la Leal Competencia

1.3.1. Libre imitación de iniciativas empresariales

En el marco del sistema de economía social de mercado en el cual existe la libertad de iniciativa empresarial, la imitación de iniciativas empresariales17 es la regla general y se busca reducir al mínimo las restricciones para su ejercicio18. Así lo señala el artículo 4º de la ley de competencia desleal: "No se considerará como acto de competencia desleal la imitación de prestaciones o iniciativas empresariales ajenas, salvo en lo que en esta Ley dispone o en lo que lesione o infrinja un derecho de exclusiva reconocido por la Ley."

El llamado "derecho a imitar" es una manifestación de la libertad de iniciativa privada en materia económica, constituyendo un presupuesto necesario del progreso, que considera la libertad de imitación como una exigencia del interés general.

El fundamento del "derecho a imitar" radica en la libertad que tienen los agentes económicos de acceder a las creaciones que han sido puestas en el mercado y por lo cual han pasado a ser consideradas como bienes públicos, cuyo consumo por una persona no excluye su uso por otra. Tratándose de bienes públicos, la regla que rige es la de libertad de su utilización, lo que en materia de innovación trae como consecuencia la consagración del principio de la libre imitabilidad. Sin embargo, el "derecho a imitar" no tiene un carácter absoluto sino que se encuentra limitado, por ejemplo, cuando existen derechos de exclusiva que respetar o cuando se impone el deber de diferenciación a los proveedores que emplean formas que son comunes en el mercado. Respecto a los alcances de esta obligación, la Comisión ha establecido que, cuando nos encontremos ante una forma de producto que no puede ser apropiada exclusivamente por un competidor, a fin de proteger a su creador, el derecho de la competencia desleal impone al imitador de las formas de productos y de sus presentaciones no protegibles como marcas, la carga de atenuar o eliminar la confundibilidad, es decir la imposición de una carga de diferenciación, se esté imitando, por sus características técnicas o estéticas, no pueda ser protegida de forma temporalmente ilimitada como marca o como otro derecho de propiedad industrial.

En suma, mientras que, por un lado, a través de los derechos de exclusiva, la legislación concede al creador un monopolio temporal para el aprovechamiento de su creación y la recuperación de los costos incurridos para introducirlo en el mercado, por otro lado, la disciplina de la competencia desleal sanciona la imitación que genera confusión.

Cuando se alega la infracción a derechos de exclusiva, corresponde al denunciante acreditar la existencia del mismo, ya sea que se trate de un derecho de propiedad intelectual - derechos de autor, signos distintivos o patentes de invención - o de cualquier otro derecho de exclusiva legalmente reconocido. De no ser así, las prestaciones o iniciativas empresariales similares se encontrarían dentro de los alcances del artículo 4º mencionado anteriormente, salvo que violen lo establecido por la ley de competencia desleal.

Bajo este supuesto, la Comisión declaró fundada una denuncia presentada contra tres empresas dedicadas a la edición y comercialización de figuritas con las imágenes de deportistas destacados. Al no contar con la autorización correspondiente de esas personas o de sus representantes, estas empresas habían infringido el derecho a la imagen reconocido por el Código Civil de 198421. Por el contrario, en dos casos no se acreditó la existencia de un derecho de exclusiva y, por lo tanto, constituyeron imitación legalmente permitida de iniciativas empresariales: (i) la fabricación de prendas de vestir utilizando los diseños de las líneas de Nazca, signos que por su antigüedad están en el dominio público, no protegidos por la legislación de derechos de autor; además, de que quedó acreditado que dichos diseños eran de uso común en el mercado; (ii) la comercialización de una cubierta de motocarros que tenía un diseño de uso común en el mercado y que no estaba protegido por la legislación de propiedad industrial.

En el segundo conjunto de casos, es decir cuando no se alegue la existencia de un derecho de exclusiva, la Comisión, a fin de determinar si una práctica comercial es lícita o no, deberá analizar si la realización de prestaciones similares por parte de terceros constituye un acto de competencia desleal en los términos establecidos por el Decreto Ley Nº 26122.

"Artículo 34º.- En todo lo no específicamente previsto en la presente Ley, serán de aplicación las normas contenidas en la Ley General de Propiedad Industrial, la Ley de Derecho de Autor y en el Derecho Común". El informe de la Oficina de Derechos de Autor se pronunciará, de ser el caso, sobre el tipo de obra del material reproducido, la titularidad de la misma, la autorización del titular de los derechos de autor y la forma en que la obra ha sido puesta en el mercado. Al respecto, el artículo 34º del Decreto Legislativo Nº 822, Ley sobre el Derecho de Autor, señala que la distribución comprende la puesta a disposición al público, por cualquier medio o procedimiento, del original o copia de la obra, por medio de la venta, canje, permuta u otra forma de transmisión de la propiedad, alquiler, préstamo público o cualquier otra modalidad de uso o explotación.

                      III.      PROPIEDAD INDUSTRIAL

2.3.9. Actos de violación de secretos

De conformidad con lo establecido por el artículo 15 de la ley 136, constituye un acto de competencia desleal la divulgación o explotación de un secreto comercial o industrial que sin autorización del titular, realiza quien legítima o ilegítimamente tuvo acceso a dicha información. Por otro parte, el artículo 121º del Decreto Legislativo Nº 823, Ley de Propiedad Industrial, establece que, sin perjuicio de las acciones civiles y penales, la Comisión es competente para conocer las denuncias referidas a la revelación, adquisición o uso de secretos industriales por parte de terceros, de manera contraria a las prácticas leales del comercio137.

¿Qué elementos deben presentarse para que se configure este supuesto?

La configuración de este acto de competencia desleal dependerá de la concurrencia de los siguientes elementos: (i) la existencia de un secreto comercial o industrial, (ii) que dicho secreto haya sido divulgado o explotado por un tercero que accedió a éste legítimamente pero con deber de reserva, o que accedió a éste ilegítimamente y (iii) que la divulgación o explotación del secreto se haya realizado sin autorización de su titular.

La Comisión señaló que: "es lícito por parte de quienes concurren en el mercado que hagan referencia a su experiencia previa en el desarrollo de sus actividades, en tanto dicha información puede resultar importante al momento de elegir entre las ofertas que se le presentan en el mercado; sin que dicha mención pueda ser considerada como una explotación indebida de la reputación ajena de las empresas que pudieran haber sido incluidas dentro de dicha relación, siempre y cuando dicha información sea verdadera y no genere confusión entre los agentes económicos…"

Decreto Ley N° 26122:

"Artículo 15°.- Violación de secretos: Se considera desleal:

a) La divulgación o explotación, sin autorización de su titular, de los conocimientos, informaciones, ideas, procedimientos técnicos o de cualquier otra índole, de propiedad de éste y a los que un tercero haya tenido acceso legítimamente, pero con deber de reserva, o ilegítimamente, como resultado de alguna de las conductas previstas en el inciso siguiente o en el artículo 16º.

b) La adquisición de secretos por medio de espionaje, acceso indebido a microformas bajo la modalidad de microfilm, documentos informáticos u otros análogos, utilización de la telemática, por medio de espionaje o procedimiento análogo.

La persecución del infractor, incurso en las violaciones de secretos señalados en los incisos anteriores se efectuará independientemente de la realización por éste de actividades comerciales o de su participación en el tráfico económico."

Decreto Legislativo Nº 823

"Artículo 121º.- La protección otorgada conforme al artículo 116º, perdurará mientras existan las condiciones allí establecidas. Sin perjuicio de las acciones civiles y penales a que hubiera lugar, la revelación, adquisición o uso de un secreto industrial por parte de terceros, de manera contraria a las prácticas leales de comercio, será sancionada por la Comisión de Competencia Desleal (sic) del Indecopi, en aplicación del Decreto Ley 26122, previa opinión de la Oficina de Invenciones y Nuevas Tecnologías, en lo que resulte pertinente."

Para que una información sea considerada secreto comercial, debe darse las siguientes condiciones:

(i) verificarse la existencia de un conocimiento que verse sobre cosas, procedimientos, hechos, actividades y cuestiones similares; (ii) que dicho conocimiento tenga carácter de reservado o privado, porque sus titulares han optado voluntariamente por no hacerlo accesible a terceros; (iii) que dicho secreto recaiga sobre procedimientos o experiencias industriales o comerciales, o esté relacionado con la actividad de la empresa o su parte organizativa; (iv) que los titulares del secreto tengan voluntad e interés consciente de mantenerlo reservado, adoptando las medidas necesarias para ello138; y, (v) que la información tenga "un valor comercial, efectivo o potencial, en el sentido que su conocimiento, utilización o posesión permite una ganancia, ventaja económica o competitiva sobre aquellos que no la poseen o no la conocen".

Conforme a lo expuesto, podría constituir secreto comercial cualquier tipo de información sea técnica, comercial o de negocios, incluyendo procesos secretos, fórmulas, programas, especificaciones de productos, dibujos, planes de comercialización, listas de clientes, programas de computadoras, información de investigación y desarrollo, planes especiales de precio, información sobre costos o cualquiera otra información confidencial, siempre que se cumpla con los requisitos a los cuales se ha hecho referencia en los párrafos precedentes.

La Sala ha establecido que el secreto comercial también se encuentra relacionado con la actividad comercial o financiera de una empresa y que no sólo se trata de datos relacionados con los conocimientos tecnológicos, sino de informes confidenciales que, sin ser considerados secretos, son mantenidos celosamente en reserva141.

¿Cómo se ha aplicado esta norma?

La Comisión ha considerado que constituye utilización indebida de un secreto comercial la apropiación ilegítima de una cotización elaborada por un competidor que aún no había sido remitida a su destinatario y que fue empleada por la denunciada con la finalidad de preparar una propuesta alternativa y competir con la del denunciante por el potencial cliente142. Igualmente, constituye infracción al artículo 15 la puesta en venta de una base de datos sustraída de los archivos de una empresa y que intentó comercializarla quien la recibió vía correo electrónico, sin que el titular de la información hubiera autorizado su difusión o su distribución a terceros.